dimecres, 17 de maig de 2017

Los abrazos activan la química cerebral del bienestar, la calma y la alegría, a corto y largo plazo

" Cualquier tipo de contacto físico cálido entre padres e hijos tiene efectos positivos
Los abrazos y los mimos, los pequeños apretones afectuosos, los masajes infantiles y dormir en los brazos de mamá tienen un efecto maravilloso en los pequeños. Todos estos momentos compartidos con una madre o un padre afectuoso activan los opioides y la oxitocina en el cerebro infantil. Cuando el niño reposa junto a una madre tranquila, habrá una cascada de oxitocina y opioides en su cerebro.Esto será delicioso y satisfactorio para ambos. "


Cap comentari:

Publica un comentari